Desarrollo Rural

Desarrollo Rural

Se gasta mal y se gasta poco

De modo general, los programas y subsidios al campo son regresivos (se da más a quien más tiene) y están concentrados geográficamente en las zonas más ricas del país. Algunos ejemplos son: a) el Programa de Apoyo a la Comercialización, en 2016 se invirtió 64.7% del presupuesto estados de Tamaulipas, Sinaloa, Sonora, Jalisco y Chihuahua; b) el Programa Especial de Energías para el Campo otorga subsidios altos (en promedio 376 mil pesos) sólo beneficia a los productores que disponen de riego de bombeo y rebombeo, los cuales suman menos del 10%; c) el Fideicomiso Instituido en Relación a la Agricultura (FIRA), que financia a los productores de más altos ingresos, que representan el 3.3% de las unidad de producción y que recibieron el 59.3% del financiamiento; y d) el FIRA y la Financiera Nacional de desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (FND) han otorgado a Sinaloa, Jalisco, Chihuahua, Sonora, Michoacán, Guanajuato y Tamaulipas el 52.7% de sus financiamientos.

Los recursos presupuestales de SAGARPA se encuentran altamente concentrados geográficamente: siete entidades concentraron el 41.2% del presupuesto ejercido en 2015 cuando solo registran el 29.3% de las unidades de producción (UP). Tampoco se encontró una relación entre montos ejercidos y número de UP que existen en cada entidad federativa. Por ejemplo, Tamaulipas y Sinaloa que ejercieron el 16.1% del presupuesto de SAGARPA solo registran el 3.1 % de las Unidades de Producción.

Por otra parte, existen problemas estructurales en el Programa de Apoyos a Pequeños Productores (S266), el único que estaría dirigido especialmente a las y los pequeños agricultores, creado en 2016. El Programa S266 nació con muchas deficiencias: 1) no hay una definición clara de la población objetivo en sus componentes; por lo que dicha heterogeneidad no permite identificar de forma clara que los beneficiarios pertenezcan a un mismo universo en función del problema identificado por el programa; 2) es operado por siete áreas que no tienen la misma línea de mando, y 3) los objetivos de cada componente no se encuentran articulados, cada uno de ellos es independiente uno del otro. Con esto, se puede decir que este programa opera de manera desarticulada los once componentes lo que no modifica de fondo la política de atención a los pequeños productores. Además, para el PPEF 2018, se observa una reducción de 14% del presupuesto del Programa de Apoyos a Pequeños Productores de 2017 para 2018, esto equivale a 2,177,419,491.00 pesos menos para el apoyo y desarrollo de la pequeña agricultura en nuestro país.

Nuestra propuesta

  • Incluir en el Decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2018, dentro del Capítulo II, De los criterios específicos para la operación de los programas, Artículo 33, un nuevo inciso: “Para el Programa de Apoyos a Pequeños Productores (S266), se mejorará su diseño institucional priorizando los siguientes elementos: que su Población Objetivo sean únicamente las y los pequeños productores (unidades productivas de hasta 5 hectáreas); que el Programa tenga una sola Ventanilla para la recepción de solicitudes y atención; que las y los pequeños productores tengan acceso a capacitación y asistencia técnica de calidad con innovaciones hacia la agroecología y la inocuidad alimentaria; que sea de carácter integral apoyando desde la producción hasta la comercialización; y que apoye procesos de desarrollo organizativo y de autogestión entre las y los campesinos.”
  • Aumento del 14% del presupuesto del Programa de Apoyos a Pequeños Productores (S266) para 2018 para el apoyo y desarrollo de la pequeña agricultura en México.
  • Establecer en la Reglas de Operación del programa disposiciones para una repartición más equitativa a nivel geográfico y más incluyente de la pequeña agricultura de los subsidios de SAGARPA, de modo general, y del Programa de Apoyo a la Comercialización y del Programa Especial de Energías para el Campo, en específico.
  • Mayor financiamiento del Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) y de la Financiera Nacional de desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (FND) a las y los pequeños agricultores.

Numeralia

001

002

003

004

005

006

007

008

Fuente: Robles Berlanga, Héctor (2017). Los Efectos del Presupuesto en el Sector Rural. Editorial Subsidios al Campo en México. Fundar, Centro de Análisis e Investigación. Disponible en: http://subsidiosalcampo.org.mx/acerca-de/estudios/editorial-subsidios-al-campo/