Transparencia y rendición de cuentas de fideicomisos

Transparencia y rendición de cuentas de fideicomisos

 

Se gasta mal

Debido a la compleja naturaleza y estructura de los fideicomisos como instrumentos financieros regulados principalmente por el derecho privado, existen ventanas de opacidad sobre el ejercicio de los recursos públicos involucrados en fideicomisos, aun con los avances y fortalecimiento de la legislación en materia de transparencia. Esto genera que en la práctica se conozca poco sobre la administración de los fideicomisos, las fuentes que integran su patrimonio, los conceptos de gasto, las decisiones respecto a su uso y el grado de cumplimiento de sus objetivos.

Los fideicomisos son herramientas financieras importante para que el Estado impulse el desarrollo de áreas prioritaria del país, por ello consideramos relevante que aumente el grado de trasparencia y rendición de cuentas tanto en aquellos creados desde las entidades públicas, como en aquellos que pueden estar constituidos por entes privados y que ejercen recursos públicos o tienen fines de interés público.

Asimismo, es necesario que para la constitución y designación de recursos públicos a fideicomisos, se considere las necesidades de impacto o mejora en los fines por los cuales se constituyó, con el fin de garantizar que estos se administren con principios de eficiencia, eficacia y economía.

Nuestra propuesta:

  • Control y comprobación del gasto en los fideicomisos. La asignación de recursos públicos a los fideicomisos debe partir de la justificación de los objetivos que se van a perseguir y/o del impacto en la mejora de alguna política pública o actividad del Estado, y no efectuando ampliaciones presupuestarias en fideicomisos que no están siendo ejercidos adecuadamente.
  • Mayor transparencia y rendición de cuentas en los fideicomisos. La transparencia en el ejercicio de los fideicomisos públicos no es suficiente. Además de señalare el monto total del ejercicio por meses y año, es necesario justificar el ejercicio de los recursos, así como la comprobación del gasto ejercido de los montos del presupuesto que terminan en fideicomisos.
  • Considerar las recomendaciones emitidas por la ASF. La asignación del presupuesto a los fideicomisos debe de tomar en cuenta las recomendaciones emitidas por la Auditoria Superior de la Federación.
  • Destinar los rendimientos financieros de los fideicomisos públicos a las labores de reconstrucción en las zonas afectadas por los sismos (más de 15 mil millones de pesos anuales por este concepto al año).

Numeralia:

Actualmente la Secretaria de Hacienda y Crédito Público tiene registro de 378 fideicomisos públicos vigentes, de los cuales el 92% lo constituyen fideicomisos no entidad paraestatal, es decir, figuras que no cuentan con una estructura orgánica establecida, ni con mecanismos de control integrados en un sólo organismo como en el caso de las entidades paraestatales.

El monto de recursos públicos disponibles en fideicomisos no entidad paraestatal representa 601 mil 672 millones de pesos[1], y esta naturaleza de los fideicomisos no entidad paraestatal constituye un amplio riesgo de que determinados gastos del patrimonio pueden no ser reportados y se ejerzan discrecionalmente o con poca transparencia.   Además, del análisis a las Cuentas Publicas de 2013 a 2016, se ha observado que las aportaciones del Gobierno Federal a fideicomisos no entidad paraestatal se incrementaron en 60.52%, pasaron de 119 mil millones de pesos en 2013 a los 198 mil millones de pesos en 2016; sin que exista de manera clara y precisa la justificación de dicho incremento a los distintos fideicomisos.

[1] Fuente: elaboración propia a partir de la información extraída de la Cuenta Pública 2016 y del PEF 2017.