Sin datos se diseñan programas para el campo mexicano a ciegas

Sin datos se diseñan programas para el campo mexicano a ciegas
  • Aunque existe un Programa Presupuestario para el Censo Agropecuario en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, las recientes declaraciones del INEGI indican que se cancelará su realización.
  • El último Censo Agropecuario se realizó en 2007 y debe levantarse al menos con una periodicidad decenal, es decir, desde 2017 deberíamos tener un Censo actualizado.

Ciudad de México, 25 de enero de 2019. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) tuvo una disminución en su presupuesto de 500 millones de pesos con respecto a lo propuesto en el Proyecto de Presupuesto de Egresos la Federación 2019. Su presidente, Julio Santaella, anunció que ante los recursos insuficientes se ven obligados a cancelar y/o suspender diversos proyectos, entre ellos el Censo Agrícola, Ganadero y Forestal (Censo Agropecuario), un instrumento que permite implementar políticas y programas de ayuda al campo efectivas, y que dejen de beneficiar a los agricultores más ricos.  

El Censo Agropecuario nos proporciona una imagen completa de la situación estructural del campo mexicano y nos permite responder interrogantes como: cuántas familias campesinas hay, qué problemas enfrentan y dónde se encuentran; qué, cómo y dónde producen; a dónde destinan su producción; con qué herramientas y/o maquinaria cuentan; cuál es el aporte e impacto de las mujeres en las actividades agrícolas; entre otras cuestiones.   

A finales de 2018, Fundar realizó una campaña para promover, junto con otras organizaciones y actores relevantes, que el Congreso de la Unión y el Ejecutivo asignaran en el Presupuesto de 2019 los 2 mil 500 millones que INEGI requería para la elaboración del IX Censo Agropecuario*1. El último Censo fue realizado en 2007 y al no contar con este instrumento actualizado, estamos diseñando e implementando políticas públicas dirigidas al campo a ciegas, sin saber realmente qué tipo de estrategias apoyan y benefician de mejor manera a este sector. 

Desde Fundar expresamos profunda preocupación sabiendo que 1) el último Censo Agropecuario fue realizado en 2007 y debe levantarse al menos con una periodicidad decenal, y 2) existe un Programa Presupuestario para el Censo en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, pero las recientes declaraciones del INEGI indican que se cancelará su realización. Contar con un Censo Agropecuario actualizado garantiza el derecho de toda la población a la información oportuna y actualizada del sector agropecuario y forestal del país, además de permitir la implementación de políticas y programas que fortalezcan al campo mexicano. 

Instamos al INEGI a transparentar los criterios detrás de la cancelación del Censo Agropecuario y de otros estudios que generan datos estadísticos de relevancia, y desde la sociedad civil decimos #SinDatosSinDerechos. Contar con un sistema de información estadística, independiente y transparente, es elemental para la construcción de políticas públicas que combatan las desigualdades en México.

* De acuerdo con una solicitud de información a la Unidad de Transparencia de INEGI, 2 mil 500 millones de pesos es el presupuesto previsto por dicha institución para el levantamiento del Censo Agropecuario. Solicitud número 4010000048418, presentada a través del sistema INFOMEX.