Ejercicios colectivos por el periodismo y los ddhh

Ejercicios colectivos por el periodismo y los ddhh

La violencia hacia los periodistas suscitó la creación de ejercicios de participación colectiva (ciudadanía, periodistas, medios de comunicación y sociedad civil), para generar propuestas que atiendan la protección de la prensa y de los defensores de derechos humanos. Desde Fundar hemos participado en dichos ejercicios: #AgendaDePeriodistas y el Foro de Consulta para el Análisis de la Iniciativa de Ley de Protección a Periodistas y Personas Defensoras de Derechos Humanos en el estado de Chihuahua.

#AgendaDePeriodistas

Este ejercicio colectivo, que detona con el asesinato de Javier Valdez, tiene el objetivo de construir una agenda que atienda medidas de protección para la prensa. Por lo que entre el 14 y 16 de junio se llevaron a cabo mesas de trabajo con una gran participación -tanto de periodistas de todo el país y fuera de éste, como de organizaciones de la sociedad civil-, donde se desarrollaron propuestas puntuales para la salvaguarda de la libertad de expresión en México. El resultado de este, tan necesario ejercicio, será de acceso público y se convertirá en un plan de acción para los próximos meses, abierto a todo aquel que quiere sumarse.

Foro de Consulta para el Análisis de la Iniciativa de Ley de Protección a Periodistas y Personas Defensoras de Derechos Humanos

Desde el Congreso del estado de Chihuahua se impulsó la creación de una iniciativa de ley para la protección de personas defensoras de derechos humanos y periodista, mediante diversos foros de consulta que comenzaron a realizarse a finales del mes de mayo en algunas ciudades del estado y que culminaron el 23 de junio. De igual manera, fue un ejercicio de participación colectiva para aterrizar propuestas a favor de la protección de los defensores y la prensa. Los primeros resultados de estos foros darán pie a puntualizar y afinar las propuestas, y así llevarlas a un nivel más técnico, para que posteriormente se tenga una iniciativa de ley estatal consensuada por todos los participantes.

Desde Fundar nos sumamos a ambos ejercicios llevando la discusión sobre el tema de la regulación de la publicidad oficial, con el fin de que la relación entre medios de comunicación y gobierno se regenere. Este tema de la regulación de la publicidad oficial no es menor -seguimos y seguiremos insistiendo para que suceda-, puesto que al no existir una base de criterios o lineamientos claros en su asignación, prevalecerá la opacidad y la discrecionalidad en el ejercicio de los recursos públicos, lo que afecta directamente a la información y a la libertad de expresión.

Si bien el panorama ideal es que no exista la publicidad oficial y que los medios de comunicación emprendan nuevos esquemas de financiamiento sin dañar las cuestiones laborales de los periodistas, en un país como el nuestro no existen las condiciones para que esto suceda. Si se elimina la publicidad oficial, un gran porcentaje de los medios de comunicación desaparecerían. Por eso es necesario regularla y que la distribución de ésta sea óptima y equitativa.

Basta ya de simulaciones y promesas incumplidas, se requiere de transparencia y regulación en el ejercicio del gasto en la publicidad oficial, y que el mismo gremio periodístico se involucre en el tema de la regulación. Desde Fundar hemos generado evidencia que demuestra el uso discrecional y desproporcionado de los recursos públicos en publicidad oficial. En el corto plazo, se puede avanzar en tres cosas en publicidad oficial: limitar su asignación en el presupuesto; transparentar los gastos en todos los niveles de gobierno; y finalmente, regular la publicidad oficial, mediante una normativa específica.

Pensar y trabajar acuerdos sobre la elaboración de una ley que regule la publicidad oficial, en lo federal como en lo estatal, involucrando a los periodistas, a las organizaciones de la sociedad civil, a representes de gobierno interesados, a los académicos, incluso a la iniciativa privada, no está de más, es necesario. Sin duda, estos ejercicios de participación colectiva son indispensables para repensar la relación entre medios de comunicación y gobierno.


[ Por Paulina Castaño ]

[ Articulo en Animal Político ]