El drama de la niñez perdida

El drama de la niñez perdida

Para María, una niña de 12 años, el sueño americano se convirtió en una pesadilla. Salió de su comunidad en El Salvador en busca de sus padres quienes se fueron a Estados Unidos, mientras ella y su hermano menor se quedaron bajo el cuidado de una tía. Pero María no sabía lo que le esperaba en el camino hacia este país, -del cual cuentan maravillas- y donde esperaba volver a ver a sus papas: una odisea de violencia y maltrato que culminó en su detención y repatriación. Ahora se encuentra otra vez en casa de su tía soñando con otro futuro y extrañando a sus papás; y a pesar de todo lo que vivió en su primer intento por cruzar, piensa irse otra vez.

Esta historia es ficticia pero se basa en los testimonios de niñas, niños y adolescentes migrantes que recientemente han atestado las noticias. La situación no es nueva, pero fue hasta hace poco que los medios de comunicación de Estados Unidos empezaron a filtrar imágenes y cifras escandalosas de la pesadilla que viven miles de niños, niñas y adolescentes que migran sin ser acompañados por un adulto (NNA). Y fue hasta este entonces que las autoridades de los países involucrados, incluido México, decidieron voltear a ver esta crisis humanitaria.

Según estadísticas de la patrulla fronteriza estadounidense, de octubre de 2013 hasta junio de 2014, más de 51,000 menores de edad han sido detenidos. Son más de 200 menores al día, ¡doscientos! De ellos la mayoría son centroamericanos, pero casi una cuarta parte son de nacionalidad mexicana. ¿Cuál ha sido la respuesta del gobierno estadounidense ante esta ola de menores que tocan su puerta cada día? Detención y repatriación sin la protección especial que necesita este grupo de población.

Y la respuesta del gobierno mexicano respecto a los NNA detenidos en su camino a Estados Unidos no ha sido diferente. Según estadísticas del Instituto Nacional de Migración (INM), en el primer trimestre de 2014 devolvieron a casi 1,600 niñas y niños centroamericanos no acompañados. Al mismo tiempo recibieron 3,724 niñas y niños mexicanos no acompañados y que fueron repatriados por EU. De seguir así, a finales de año el número de NNA centroamericanos devueltos a su país podría ascender a 6,400. Esto significa un incremento mayor al 50 por ciento comparado con el año 2012.

Para nadie es un secreto que la mayoría de estas niñas, niños y jóvenes provienen de comunidades donde impera la pobreza y la violencia, y donde no hay acceso a la educación o a fuentes de trabajo dignas. En este contexto de violencia estructural, el riesgo de involucrarse en actividades delictivas asociadas al narcotráfico es muy elevado. Muchos niños, niñas y adolescentes son incluso perseguidos por pandillas y cárteles de drogas que buscan reclutarlos, extorsionarlos o sumarlos a las filas de la explotación sexual y el trabajo forzado.

Ante esta dura realidad son los propios padres y madres quienes orillan a sus hijos a emprender solos un peligroso viaje hacia Estados Unidos. Por ello es ingenuo pensar que mientras no se resuelvan las causas de fondo, una simple campaña de concientización sobre los peligros de esta travesía, difícilmente hará cambiar de parecer a miles de personas.

Es por esto que desde Fundar consideramos que es fundamental que el gobierno mexicano analice las causas que han provocado la migración irregular de niñas, niños y adolescentes centroamericanos, buscando dar soluciones regionales al fenómeno, que intenten dar respuesta a la necesidad de integración familiar y a las situaciones de peligro sufridas por este grupo de población altamente vulnerable. Además, exigimos que se generen alternativas a la detención de NNA, que se proteja a los menores y que se privilegie su estancia en albergues adecuados a sus necesidades frente a las estaciones de detención. Y en caso de que ellos decidan retornar a su país de origen, deben instaurarse los mecanismos de seguridad y protección; es decir, protección consular, acuerdos de repatriación, y garantía de adecuada atención en el lugar de retorno, privilegiando el interés superior de la niñez.

De lo contrario, historias como la de María seguirán presentes, y para miles de niños, niñas y adolescentes el sueño americano continuará convirtiéndose en una pesadilla.

Simone Haf

http://www.publimetro.com.mx/trapitos-al-sol/el-drama-de-la-ninez-perdida/mngu!XHP3ONhj1iXEA/