El viacrucis para los niños en escuelas de Guerrero

El viacrucis para los niños en escuelas de Guerrero

Otorgar educación es una obligación que tiene el Estado y es un derecho de los ciudadanos recibirla, así lo estipula el Art. 3ro de la Constitución con el fin de desarrollar de manera armónica todas las facultades del ser humano.

Actualmente ha iniciado el nuevo ciclo escolar en el que miles de menores que reciben su educación básica han regresado a las aulas con la finalidad de recibir clases. Sin embargo, algunos niños de comunidades de la montaña aún no regresan a clases debido a la falta de maestros que les impartan su catedra, así lo declaró el Secretario de Educación del Estado de Guerrero (SEG) Salvador Martínez De la Roca quien comentó  que en la pasada evaluación ni un solo maestro bilingüe aprobó la evaluación y por lo tanto los niños indígenas no tienen maestros. Así el Estado está incumpliendo dar primaria obligatoria y gratuita.

Un claro ejemplo de lo anterior es la comunidad mixteca de Rio Iguapa perteneciente al municipio de San Luis Acatlán donde existen niños que no pueden tener clases por falta de maestros, esto demuestra una deficiencia en la impartición de educación básica obligatoria.

De acuerdo a los datos proporcionados por el Director de Educación Indígena el maestro Silvio Joel Molina Ruiz la educación en la montaña alta y baja del Estado de Guerrero se encuentra estructurada de la siguiente manera, En la montaña alta, 245 docentes en preescolar con una matrícula actual de 19,713 alumnos y un total de 860 unidades de educación preescolar. En la montaña baja son 332 docentes, 6,200 alumnos y un total de 148 unidades de educación preescolar. Mientras que en educación primaria, la montaña alta tiene 2,314 docentes con una matrícula actual de 50,890 alumnos y la montaña baja, 561 docentes, con una matrícula actual de 12,289 alumnos.

En esta región se encuentran tres principales idiomas originarios que son el náhuatl, tun saavi (mixteco) y el mee pha (Tlapaneco) región que se encuentra en carencias estructurales en infraestructura educativa pues las escuelas se encuentran en deterioro y las condiciones de enseñanza son poco aptas para la enseñanza de los menores.

Según los mismos datos proporcionados por el Maestro Molina Ruiz se cuenta con un programa de excelencia cuya función es detectar que no falten aulas y en donde hace falta infraestructura. Sin embargo, se aprecian escuelas con muy baja calidad tanto en infraestructura como en su grado educativo pues toda la región hablante de su idioma materno reciben educación con escasos maestros bilingües y apoyados con maestros hablantes del castellano.

Por ejemplo, en este año se aplicó el examen de ingreso a jóvenes normalistas bilingües a quienes les fueron asignadas sólo 58 plazas de las 190 plazas que el Estado había prometido. Estas plazas fueron otorgadas con una limitación de 6 meses con la condición de ser vigiladas y evaluadas para poder continuar otros 6 meses o dos años; así fueron asignadas 45 a educación primaria y sólo 13 a educación preescolar. Lo anterior deja ver que con los pocos maestros contratados existirán aulas sobrepobladas que merma en la educación de los menores.

Actualmente a pregunta expresa realizada al Maesto Molina, Director de Educación Indígena sobre cuáles son las medidas que están tomando para que lleguen los maestros bilingües y la respuesta es que están en pláticas con el gobierno del Estado lo cual es preocupante pues la educación básica es algo elemental para el desarrollo de los menores y si aunado a esto le sumamos la problemática sobre la evaluación de los maestros. Frente a este escenario podemos hacernos la siguiente pregunta ¿el despido de aquellos maestros no aprobados será una medida correcta? La lógica dicta a simple razonamiento que no, ya que si ya tienes maestros con experiencia adquirida en la región porque no mejor en lugar del despido se opta por la capacitación correcta para un buen desempeño del docente.

De acuerdo a la entrevista con el Maestro Molina son tres los exámenes que se estarán aplicando a los docentes uno es el examen de ingreso a normalistas egresados, examen de permanencia y examen de promoción de los cuales el examen de permanencia en la región de la montaña aún no se aplica sin embargo, no se saben cuáles son las medidas que se van a tomar con los maestros que se evalúen y no pasen el examen lo cual hasta el momento deja a los docentes en un estado de incertidumbre. Pero ¿quiénes son los más perjudicados con esto? Lógicamente que los alumnos que se encuentran sin clases y que en condiciones precarias reciben la impartición de las mismas, es por ello que el Estado debe de voltear hacia la montaña de Guerrero y poner todo el esfuerzo que sea necesario para la educación de una de las regiones que se encuentra con rezago educativo y que sus menores sufren el incumplimiento por parte del estado de brindarles su educación básica.

Jesús Peralta
http://www.publimetro.com.mx/trapitos-al-sol/el-viacrucis-para-los-ninos-en-escuelas-de-guerrero/moiv!pIkg30rk7wq6/

Contenido de interés

SEtortura

¡No más tortura!

mayo 3, 2017