Gasto en Publicidad Oficial: para un uso limitado, transparente y al servicio de la reconstrucción 

Gasto en Publicidad Oficial: para un uso limitado, transparente y al servicio de la reconstrucción 


Ciudad de México, 28 de septiembre 2017.- En un contexto de crisis y emergencia, han surgido en la esfera pública distintas discusiones y propuestas en torno al uso del dinero público, y acerca de cómo ciertos gastos superfluos de los gobiernos deberían ser cancelados o limitados para que estos montos se destinen a la reconstrucción de las zonas afectadas por los sismos del pasado 7 y 19 de septiembre. Desde el Consejo Asesor de la Red por la Rendición de Cuentas y Fundar, Centro de Análisis e Investigación, nos parece necesario que, más allá de oportunismos políticos,  se diseñen estrategias que contribuyan de manera efectiva a la reducción de estos gastos para que puedan aprovecharse estos recursos en atender las necesidades de la población afectada.

Con respecto a los gastos en publicidad oficial, hace años que distintas organizaciones de la sociedad civil e instituciones académicas hemos realizado propuestas para que el gasto en publicidad oficial de todos los ámbitos de gobierno se limite, transparente y regule. La propuesta de contar con una regulación al respecto continúa siendo una promesa incumplida de la actual administración.

Es importante recordar que en caso de emergencia, las radios y televisiones deben ofrecer espacios gratuitos. En efecto, la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión prevé, en su artículo 254, que “los concesionarios de uso comercial, público y social de radio y televisión están obligados a transmitir gratuitamente y de manera preferente (las) medidas encaminadas a prever o remediar cualquier emergencia pública”. Esta medida excepcional impide que el gasto en publicidad aumente de manera descontrolada en casos de emergencia.

En fase de reconstrucción y frente a la fuerte desconfianza entre la ciudadanía y el gobierno, la publicidad oficial debe ser no solamente regulada y limitada, sino también servir para informar a la población afectada en particular y a todos las y los mexicanos sobre la existencia y los avances de planes y programas de reconstrucción.

Hace dos semanas, Fundar publicó el informe Contar lo bueno cuesta mucho. El gasto en publicidad oficial del gobierno federal 2013 a 2016” (consultar el informe completo aquí). En este trabajo se documenta cómo tan sólo en 2016 se ejercieron más de 10 mil 698 millones de pesos (mdp) en este tipo de gasto; si sumamos los cuatro primeros años del actual gobierno, y el primer semestre de 2017 la cifra asciende a los 37 mil 725 mdp. Este dinero equivale a lo que gastó todo el gobierno federal para la atención y prevención de desastres naturales en 2015 y 2016[1].

Además de las cuantiosas cantidades gastadas en materia de publicidad oficial, el actual gobierno se ha caracterizado por sobreejercicios que alcanzan, para lo que va del sexenio de 2013 a 2016, 71.86% más de lo aprobado por la Cámara de Diputados; es decir, pasó de 21 mil 099 mdp a los 36 mil 261 mdp. El monto sobreejercido equivale a más de 15 mil mdp adicionales en un periodo donde han existido recortes al presupuesto en sectores como salud, desarrollo social y medio ambiente.

Mientras no exista una regulación clara respecto de estos gastos, seguirán siendo un elemento de desconfianza e indignación ciudadana, particularmente en año electoral y en un contexto de emergencia como éste. El Consejo Asesor de la Red por la Rendición de Cuentas y Fundar, Centro de Análisis e Investigación hacemos un llamado a los gobiernos federal y estatales para avanzar en la transparencia y regulación de su gasto en Publicidad Oficial. Exigimos que cumplan con los seis siguientes puntos:

  1. Reducción del gasto: Frente a la necesidad de canalizar dinero público hacia la reconstrucción, exigimos el recorte del 20% del gasto en publicidad oficial[2]en el presupuesto para el año entrante.
  2. No más sobreejercicio:Para 2018, la propuesta del Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 prevé un monto de 3,527 mdp. Es importante limitar este gasto: el gobierno federal no debe ejercer más de lo que está planeando gastar.
  3. Información útil y oportuna: La Publicidad Oficial se debe usar para informar sobre los avances en planes y programas para la reconstrucción.
  4. No más promoción personalizada:Se debe cumplir al pie de la letra con el artículo 134 de la Constitución y renunciar a cualquier promoción personalizada a través de la publicidad oficial.
  5. Transparencia y rendición de cuentas:Se requieren de mecanismos que transparenten y planifiquen el gasto en materia de publicidad oficial, para que se dé una rendición de cuentas efectiva. La herramienta Transparencia en Publicidad Oficial ofrece esta posibilidad.
  6. Regulación: Se necesitan de leyes locales, o de una ley general, que regulen la publicidad oficial, para evitar los sobre ejercicios y la mala distribución en este rubro. No debemos olvidar que, en 2012 siendo presidente electo, Enrique Peña Nieto prometió la creación de una instancia ciudadana y autónoma que supervise la contratación de medios de comunicación con fines publicitarios, en todos los niveles de gobierno.

[1] Con información de la Cuenta Pública, en 2015 el Fondo de Desastres Naturales ejerció 22 mil 747 mdp, y en 2016 el monto de 15 mil 201 mdp.

[2] Con base en el seguimiento al gasto de publicidad oficial a nivel federal de 2013 a 2016, el monto máximo ejercido por las dependencias ronda entre un 15 y 20%. En 2013, Promotur gastó 21.05%; en 2014 el IMSS ejerció 10.71%; en 2015 y 2016 la SSA gastó 12.72% y 14.34%, respectivamente.

FIRMAS DEL CONSEJO ASESOR DE LA RRC
Alejandra Ríos Cázares
Cecilia Azuara Arai
Edna Jaime Treviño
Eduardo Bohórquez López
Guillermo Cejudo Ramírez
Haydée Pérez Garrido
Jesús Cantú Escalante
Jorge Javier Romero Vadillo
Liliana Veloz Márquez
Lourdes Morales Canales
María Solange Maqueo
Mauricio Merino Huerta
Paulina Gutiérrez Jiménez
Ricardo Becerra Laguna
Sergio López Ayllón