Los retos para el Presupuesto 2016

Los retos para el Presupuesto 2016

Los sueños y la realidad suelen mezclarse al dibujar el futuro. El gobierno siempre parte de buenas perspectivas y sin embargo nuestras proyecciones de crecimiento han sido muy desafortunadas frente a la realidad. Para el próximo año el panorama se percibe sombrío por los enormes riesgos en los mercados financieros internacionales, especialmente en las economías emergentes. Aunado a eso sigue la tendencia a la depreciación del peso frente dólar y el valor del petróleo no promete más que caídas. Estamos en una situación de alerta, el gobierno lo sabe y por eso planteó con poca firmeza que el gasto para el próximo año se sujetaría a un riguroso análisis para reducir costos, generar ahorros y garantizar la estabilidad económica, proceso al que llamó “presupuesto base cero”.

Los ajustes prometidos no se reflejan en el proyecto que pronto votarán en la cámara de diputados, lo que obliga a los legisladores, que tienen la responsabilidad de discutir y aprobar el presupuesto de egresos para 2016, a considerar con seriedad el enorme reto que tienen en sus manos, expedir un presupuesto congruente con la situación y las necesidades del país y su población.

En su tercer informe de gobierno el presidente Enrique Peña Nieto mencionó que “le toca al gobierno apretarse el cinturón”. Esto presumiría que la propuesta de gasto presentada a los diputados hubiera estado acompañada de limitaciones al gasto discrecional, eliminar o acotar las adjudicaciones directas, realizar sendas reducciones a las altas prestaciones laborales de los burócratas, a sus excesivas compensaciones salariales o ventajosos seguros y esquemas de inversión individualizada, al gasto en comidas, celulares, choferes, seguridad, viajes, eventos, promociones personales, etcétera. Pero no, el titular del ejecutivo, no se refería a la autocontención ni a la racionalización consciente de los recursos. Simplemente anunció recortes generalizados en todos los sectores: desarrollo social, educación, salud, gobierno, campo y demás. Así es que el famoso presupuesto base cero, si en verdad pretende ser una pauta para la estabilidad, requiere necesariamente de la revisión y ajuste de los diputados.

Como cada año el Centro de Análisis e Investigación Fundar, realizó una serie de propuestas a los diputados de la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja; en ellas se refleja una auténtica preocupación de que los ajustes al gasto no afecten el desarrollo de los mexicanos, ni vulneren sus derechos humanos.

Las propuestas son claras y específicas. Ante la amenaza del nulo crecimiento, a fin de no agudizar la desigualdad ni las dramáticas consecuencias de la pobreza, se requiere prevenir escenarios más complejos, en esa virtud Fundar realizó propuestas enfocadas en la salud, la infancia y el campo. En ellas señala la urgencia de contar con mayor equipamiento y mejor infraestructura en salud y educación. El centro de investigación advierte el error de disminuir recursos para la atención a la infancia pues estas decisiones no solo impactan en el presente de los niños, sino en las oportunidades de desarrollo que pudieran tener en el futuro. De igual forma pide a los legisladores poner atención al desarrollo rural, apoyar principalmente a los ganaderos y campesinos que producen poco, que se destine el gasto con un enfoque productivo y no asistencialista que les permitan incorporarse a las dinámicas comerciales del país. Por otra parte, las propuestas también buscan acotar o eliminar gastos absurdos e indignantes para la mayoría de la población, como es el derroche de recursos en publicidad gubernamental; en ese sentido plantea a los legisladores que el gobierno pueda recuperar recursos públicos comprometidos en fideicomisos, hay más de 433 mil millones de pesos en esos instrumentos y muchos de ellos no logran sus objetivos ni se pueden orientar a otras prioridades del gasto. Otra de las propuestas de Fundar, también relacionada con fideicomisos, se centra en la urgencia de implementar de forma efectiva el Nuevo Sistema de Justicia Penal en México.

Es por eso que es necesario que los legisladores se comprometan en esta recta final a verdaderamente apretarle el cinturón al gobierno, y al mismo tiempo permitan que el presupuesto garantice el cumplimiento de derechos, la rendición de cuentas y la transparencia.

Óscar Arredondo
http://www.animalpolitico.com/blogueros-res-publica/2015/11/06/los-retos-para-el-presupuesto-2016/

Contenido de interés

Migrantes

Migrantes y Refugiados

noviembre 16, 2017
Salud

Salud

noviembre 16, 2017