México mejora calificación en transparencia presupuestaria, pero aún falta camino por recorrer

México mejora calificación en transparencia presupuestaria, pero aún falta camino por recorrer

La noticia de que México mejora su calificación en el Índice de Presupuesto Abierto (IPA) no es algo que causa mucha repercusión en la ciudadanía. Y a primera vista tal vez no parece ser un tema de mucha importancia, pero si lo es porque habla de cómo el Gobierno recauda y gasta el dinero. ¡Y cómo si eso no fuera importante! Más aún en un contexto, en donde la situación económica del país requiere recortes importantes, tal como lo ha expresado el Gobierno al presentar el paquete económico el martes pasado. La ciudadanía por un lado debería ser parte de la discusión sobre estos recortes, y por otro dicha información debe ser pública, accesible y de calidad.

Pero no solamente frente a este panorama poco alentador la ciudadanía debería involucrarse en la discusión sobre el presupuesto. Sino que deberíamos tener interés en intervenir en esta cuestión, porque los recursos públicos que utilizan los gobiernos para realizar sus acciones finalmente provienen del dinero que aportamos todas y todos. Por ello, tenemos el derecho a conocer el origen y el destino de cada peso del presupuesto, pero también la obligación de exigir al Gobierno que nos rinda cuentas; a participar en las decisiones sobre cómo se distribuye y a que el nos explique cómo se gastó y qué resultados se obtuvieron a partir de estos gastos. Además, no deberíamos olvidar que la transparencia presupuestaria sirve para reducir la corrupción y el uso discrecional de los recursos públicos.

postales-obi_2015-1-880px

Es por eso, que deberíamos voltear a ver que nos dice el IPA sobre el manejo del Gobierno de las finanzas públicas. En términos generales la herramienta nos permite tener un parámetro internacional para medir la transparencia presupuestaria en el mundo con base en evidencias documentadas y criterios objetivos que evalúan el alcance con el que gobiernos de 102 países, ofrecen a la ciudadanía la información relacionada con el gasto público. La calificación que México obtuvo este año es de 66 puntos en una escala del uno al cien – y con eso 5 puntos más que en el informe pasado – lo que indica que existe información considerable sobre las finanzas públicas del Estado mexicano durante el ciclo presupuestario.

A pesar de esta calificación que coloca a México como el mejor país evaluado en Centroamérica y el Caribe; Fundar, Centro de Análisis e Investigación junto con el International Budget Partnership (IBP) recomiendan que México amplíe la participación de la ciudadanía en la elaboración y discusión del presupuesto que hasta la fecha se ha realizado de manera informal. En concreto, exigimos que se establezcan espacios formales con tiempos y mandatos concretos para la incidencia en el ciclo presupuestario, tal como lo prevé la normativa al respecto. Además, desde Fundar subrayamos la importancia de que haya un mayor nivel de desagregación en la información presupuestaria que publica el Gobierno. Finalmente, sugerimos que se otorguen mayores capacidades técnicas al Congreso para opinar y autorizar las adecuaciones presupuestarias que se llevan a cabo durante el ejercicio fiscal.

Simone Bettina

http://www.eluniversal.com.mx/blogs/fundar/2015/09/11/mexico-mejora-calificacion-en-transparencia-presupuestaria-pero-aun-falta