Posicionamiento sobre el proceso de designación del Fiscal Especial en materia de delitos relacionados con hechos de corrupción  

Posicionamiento sobre el proceso de designación del Fiscal Especial en materia de delitos relacionados con hechos de corrupción   

Actualmente, se lleva a cabo el proceso de designación de la o el titular de la Fiscalía Especializada en materia de delitos relacionados con hechos de corrupción, en medio de un cuestionamiento profundo sobre el mismo proceso y el contexto en que operara el futuro fiscal. El Acuerdo sobre el proceso de designación concentra la toma de decisión final en manos de algunos senadores: es la Junta de Coordinación Política del Senado quien acordará el nombramiento que someterá a la aprobación de Pleno. Aunado a esto, muchas organizaciones, entre ellas el colectivo para una #FiscalíaQueSirva, han cuestionado la efectividad que esta Fiscalía Especializada podría tener, ante la ausencia de una Fiscalía General autónoma e independiente.

Este proceso es un ejemplo más que ilustra como las designaciones en nuestro país siguen dependiendo de los tiempos y arreglos políticos en vez de considerar criterios como la idoneidad de los perfiles y las condiciones estructurales para que las instituciones funcionen de forma efectiva. Adicionalmente, en la mayoría de estos procesos, la participación ciudadana sigue siendo un elemento muy frágil, lo que conlleva el riesgo de que se vuelva un acto de mera simulación y no un mecanismo para enriquecer el proceso.

Al respecto, nos parece importante recordar lo siguiente:

Desde hace más de cinco años, Artículo 19 y Fundar, Centro de Análisis e Investigación A.C. hemos puesto en marcha un proyecto llamado “Designaciones Públicas”, que busca construir confianza en las instituciones públicas, a través de la promoción de procesos de selección claros, abiertos, participativos y transparentes para asegurar que los y las titulares de las mismas cuenten con la experiencia, compromiso y capacidades necesarias para llevar a cabo sus funciones.

Formamos parte del Colectivo #FiscalíaQueSirva que ha instado al poder legislativo a acelerar la construcción de una Fiscalía General autónoma e independiente pues consideramos que sin ella el sistema de procuración de justicia en nuestro país no puede ser efectivo para perseguir delitos, incluidos aquellos relacionados con hechos de corrupción.

Con el objetivo de fortalecer al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) hemos exigido, designaciones transparentes, abiertas y participativas para los y las titulares de las instancias que forman parte del SNA. Consideramos que la elección de titulares con experiencia y capacidades probadas es un elemento central para asegurar el buen funcionamiento del SNA.

Desde el inicio, el diseño del proceso de designación de la o el Fiscal Especial no correspondió con los estándares necesarios de transparencia, participación y rendición de cuentas, principalmente por el Acuerdo citado anteriormente, que facultaba a la JUCOPO para proponer un o una candidata única al Pleno sin disposiciones que redujeran la discrecionalidad de la negociación entre las coordinaciones de los grupos parlamentarios

En este contexto, el 21 de noviembre de 2016, acompañadas de diversas organizaciones buscamos a las y los senadores de las Comisiones de Justicia y de Anticorrupción y Participación Ciudadana para proponerles la creación de un Comité de Acompañamiento que ayudará a realizar una valoración independiente de los 32 candidatos y candidatas a ocupar la Fiscalía Especializada.

Cuatro meses después, tras varias ampliaciones de plazos para la citada designación, y a menos de una semana de que se anunciara el comienzo del proceso de designación del Fiscal Especializado, recibimos respuesta formal de los y las senadoras a nuestra carta y fuimos convocados a una reunión para discutir la propuesta del Comité de Acompañamiento.

Varias de las organizaciones que impulsamos la propuesta de este Comité decidimos finalmente no formar parte de éste por dos razones principales. En primer lugar, no existía certeza de que la valoración independiente que hiciéramos de los perfiles fuera a ser tomada en cuenta al momento de la decisión por la JUCOPO. En segundo lugar, la construcción de la Fiscalía General, que es un elemento estructural necesario para que la Fiscalía Especializada pudiera funcionar de forma efectiva, seguía sin avanzar. Incluso uno de los candidatos para la Fiscalía Especializada, Miguel Sarre, decidió ya no competir por considerar que no existían las condiciones estructurales para que el o la Fiscal pudiera realizar su trabajo.

Estos antecedentes explican como hoy en día el proceso de designación del o la fiscal especializado ha cristalizado las críticas y el descontento. Por lo tanto, si bien reconocemos que hay ciudadanos y ciudadanos de muy buenos perfiles que decidieron aceptar el reto de entrar al Comité de Acompañamiento e hicieron una valoración independiente de los y las candidatas, nos parece que el proceso sigue faltando de legitimidad y de transparencia.

Por ello, consideramos de suma importancia que la JUCOPO, al anunciar el nombramiento que someterá al Pleno, explique y justifique con detalle las razones y valoraciones por las cuales lo o la eligió.  Es también fundamental avanzar en la construcción de una Fiscalía General autónoma e independiente y generar las condiciones para que el sistema de procuración de justicia en nuestro país sea efectivo y pueda perseguir e investigar delitos.

Por fin, con el objetivo de sentar las bases de procesos de designación con altos estándares de transparencia, objetividad y participación, Fundar y Artículo 19 estamos trabajando una propuesta de ley de designaciones. Al contar con esta ley, podremos armonizar la calidad de estos procesos y evitar la captura política de los nombramientos de los funcionarios que encabezan las instituciones más importante de nuestro país.