¿Un SAT más abierto?

¿Un SAT más abierto?

LOGO HORIZONTAL

Esta mañana, durante el evento “SAT Más Abierto”, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Servicio de Administración Tributaria dieron a conocer que, en cumplimiento a la Ley de Ingresos de 2017, habían publicado diversa información estadística sobre las declaraciones anuales de las personas físicas y morales. Desde hace muchos años, diversos sectores interesados en el análisis de la desigualdad han exigido esta información, pero el SAT negaba su acceso. Hoy, finalmente, y gracias a lo estipulado en la Ley de Ingresos, la sociedad contará con más elementos para evaluar el nivel de progresividad, la eficiencia y los distintos beneficios de nuestro sistema tributario.

El compromiso del SAT hacia la transparencia anunciado esta mañana, contrasta con su constante negativa a cumplir la Constitución y a transparentar los motivos y los nombres de las personas físicas y morales que han recibido el perdón de sus impuestos o la cancelación de sus deudas tributarias. Desde 2007, el Estado mexicano ha implementado diversos programas de amnistía y de depuración de cartera que han beneficiado a las personas con mayores adeudos, y a pesar de que el INAI en por lo menos 32 ocasiones ha ordenado la apertura de dicha información por su trascendencia pública, el SAT se ha negado a acatar dichas resoluciones.

El SAT ha defendido la opacidad de la información por distintas vías, y a la fecha no ha cumplido la sentencia 191/2016 dictada por el Juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México. En este amparo presentado por Fundar, el Juez Fernando Silva resolvió que el SAT había transgredido el derecho de acceso a la información al negarse a entregar la información en materia de perdones y cancelaciones de deudas tributarias en el periodo 2007-2015. A su vez, en los próximos días un tribunal de segunda instancia habrá de resolver el recurso de revisión interpuesto por el SAT en contra de la sentencia de primera instancia en donde se le ordenó entregar dicha información a Artículo 19.

Para ejemplificar la relevancia de esta información, vale la pena destacar que gracias a la revisión de la cuenta pública del 2013 por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), ha sido posible conocer que un programa de amnistía fiscal aprobado por el Poder Legislativo se concentró de manera extrema en 36 empresas (el 0.08% del total de contribuyentes beneficiados), quienes acumularon el 50.2% de las condonaciones autorizadas por un monto de 80,161 mdp. Otros hallazgos que reflejan la alta concentración de los beneficios fiscales pueden consultarse en nuestro reporte “Privilegios Fiscales. Beneficios Inexplicables para Unos Cuantos”

Han pasado 6 meses desde que por orden judicial el SAT debió haber entregado la información en materia de perdones y cancelaciones de créditos fiscales, pero la autoridad continúa negándose a transparentar su gestión.  Es pertinente tener presente que un ejercicio de gobierno abierto implica cumplir con los cuatro pilares del concepto: transparencia y acceso a la información, rendición de cuentas, participación ciudadana efectiva y uso de tecnologías de información. Hacemos un llamado a que el SAT realmente se comprometa con dichos principios y comience a cumplir con la Constitución.