Search
Close this search box.

Elecciones en Guerrero promesas de siempre

El 7 de junio se realizarán en Guerrero elecciones en las que a nivel federal se elegirán 9 diputados de mayoría relativa y en el ámbito local un gobernador, 46 legisladores y 81 alcaldes. Ante este ambiente han comenzado a registrarse los precandidatos para el inicio de las precampañas en sus respectivos partidos políticos lo que anuncia una guerra sin cuartel por la lucha de la mayoría de los votos que los posicione mejor en su partido para alcanzar la candidatura anhelada. Este escenario nos obliga a preguntarnos ¿qué tan confiable son estas promesas electorales?

Las promesas realizadas durante las campañas electorales responden a los intereses de los partidos políticos que capitalizan las necesidades de los ciudadanos. Así, retoman banderas políticas como históricamente se ha venido haciendo en los comicios electorales donde los candidatos a cargos políticos realizan promesas que no cumplen y cuando llegan al poder traicionan al pueblo con reformas que no son populares y que van en contra de los intereses del pueblo. Tal es el caso de reformas como la energética, educativa y laboral las cuales confirman a los candidatos y sus promesas como cazadores sin memoria que sólo buscan un negocio y descaradamente se hacen llamar representantes populares.

Los partidos políticos en Guerrero tienen históricamente líderes que son caciques políticos los cuales manejan a los partidos y sus intereses. La palabra cacique proviene del vocablo casseque que fue utilizado por los españoles para designar a las autoridades autóctonas de las Repúblicas de Indios  a los que se les otorgaba y con el que se reconocía oficialmente su poder. En la actualidad esto sigue pasando con los caciques y con los partidos políticos que tienen el poder y operan de manera informal en la política a la sombra de la legalidad. Es decir, las promesas y las acciones que realizan en el poder son acciones generadas para favorecer al poder de los partidos y líderes caciquiles y no a los intereses del pueblo.

En Guerrero existen ejemplos vivientes de estos caciques y continúan con su lucha por el poder con las mismas promesas de siempre. Sin embargo, el pueblo no cree más en partidos y en sus medios de comunicación ni en los mismos políticos de siempre. El pueblo no se siente representado además de que cada día se da a conocer la relación entre los políticos y el crimen organizado, evidenciando así sus más obscuros intereses sólo por el poder, coludidos con los medios de comunicación que ocultan, desinforman e incomunican a los ciudadanos.

Después de lo acontecido con los desaparecidos de Ayotzinapa, los ciudadanos se han organizado y hoy encabezan la lucha en contra de las falsas promesas e iniciado una campaña para que en las comunidades no crean las promesas de los candidatos e incluso que no se lleven a cabo las elecciones en el Estado que históricamente ha sido golpeado por partidos políticos que prometen un mejor futuro al pueblo pero que una vez que llegan al poder dejan esas promesas en segundo término.

Jésus Peralta

http://www.publimetro.com.mx/trapitos-al-sol/elecciones-en-guerrero-promesas-de-siempre/moaA!WPrNybgvdnUB6/

Foto: cuartooscuro/Archivo