Fideicomisos y publicidad oficial, las grietas en el presupuesto

Fideicomisos y publicidad oficial, las grietas en el presupuesto

Esta semana el Colectivo por un Presupuesto Sostenible[1], del que Fundar forma parte, entregó a la Cámara de Diputados una serie de recomendaciones para el Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 (PEF), para alcanzar cambios estructurales y necesarios en el ejercicio de los recursos públicos, y mejorarla sostenibilidad de las finanzas públicas.

Dos de las recomendaciones, impulsadas por Fundar, están enfocadas en los temas de publicidad oficial y fideicomisos. La primera versa sobre establecer un límite en el gasto de la comunicación social y publicidad oficial; mientras que la segunda está encaminada a generar una mayor transparencia sobre el ejercicio de fideicomisos que operen con recursos públicos o mediante entidades públicas.

Gasto limitado, controlado y regulado en Publicidad Oficial 

Existe una ausencia de mecanismos de control del gasto en publicidad oficial. En lo que va del sexenio, de 2013 a 2017, se han gastado más de 38 mil 247 millones de pesos (mdp), sobreejerciendo 49% en 2013, 35% en 2014, 80% en 2015 y 134% en 2016. La promesa de Enrique Peña Nieto sobre la regulación de la publicidad oficial quedó incumplida, lo que ha permitido que sea utilizada para controlar a los medios. Además, la falta de transparencia dificulta la comprensión y la regulación de la publicidad oficial.  No hay que olvidar que el siguiente año es electoral, lo que hace más apremiante la necesidad de implementar un control en este gasto.

 


 

Presupuesto federal ejercido y aprobado en publicidad oficial de 2013 a 2016.

(Millones de pesos)

Año Presupuestoaprobado Presupuestoejercido % Variación entre ejercido respecto aprobado
2013 5,481.9 8,154.0 48.74%
2014 5,526.3 7,461.9 35.03%
2015 5,510.5 9,946.5 80.50%
2016 4,580.5 10,698.9 133.58%

Fuente: elaboración propia a partir de la información extraída del ComSoc. Cifras en pesos constantes de 2017.


 

 

Fundar propone que durante todo el ejercicio fiscal 2018 no se realicen ampliaciones de recursos al presupuesto de comunicación social y publicidad; se recorte 20% del gasto previsto en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 (el cual asciende a 3,527 mdp); y se legisle al respecto para evitar los sobreejercicios y la mala distribución en este rubro.

Mayor transparencia y rendición de cuentas en el ejercicio de Fideicomisos 

Actualmente, la Secretaria de Hacienda y Crédito Público tiene registro de 378 fideicomisos públicos vigentes, de los cuales el 92% son no paraestatales, es decir, no tienen una estructura orgánica establecida ni mecanismos de control integrados en un solo organismo. El monto de recursos públicos disponibles en fideicomisos de este tipo es de 601,672 mdp[2], que están en riesgo de ser ejercidos discrecionalmente o con poca transparencia. Incluso, del análisis a las Cuenta Pública de 2013 a 2016, se ha observado que las aportaciones del Gobierno Federal a fideicomisos no paraestatales se incrementaron en 60.52%, sin que exista de manera clara y precisa la justificación de dicho incremento.

Debido a la compleja naturaleza y estructura de los fideicomisos, existen ventanas de opacidad sobre el ejercicio de los recursos públicos involucrados -aun con los avances y fortalecimiento de la legislación en materia de transparencia-. Esto genera que, en la práctica se conozca poco sobre su administración, las fuentes que integran su patrimonio, los conceptos de gasto, las decisiones respecto a su uso y el grado de cumplimiento de sus objetivos.

En esta materia proponemos que se exija mayor control y comprobación del gasto; que la asignación de recursos parta de la justificación de los objetivos que se van a perseguir y/o del impacto en la mejora de alguna política pública o actividad del Estado; que se haga público el ejercicio de los recursos, así como la comprobación del gasto; que se consideren las recomendaciones emitidas por la ASF sobre el tema; y finalmente, ante los recientes desastres naturales, que se destinen los rendimientos financieros de los fideicomisos públicos a las labores de reconstrucción en las zonas afectadas por los sismos (más de 15,000 mdp anuales por este concepto al año).

Las recomendaciones están y les daremos un seguimiento puntual. Ahora, queda en la Cámara de Diputados retomar nuestras propuestas y hacerlas efectivas para hacer de nuestro presupuesto 2018, un presupuesto sostenible, transparente y que atienda los cambios recientes en el entorno macroeconómico.

[1] Integrado por un conjunto de organizaciones de la sociedad civil especializadas en presupuesto, transparencia y rendición de cuentas

[2] Información de la Cuenta Pública 2016 y PEF 2017.


[ Por Paulina Castaño ]

[ Artículo en La Silla Rota ]


 

Contenido de interés